Haciendo cerveza en casa – KIT FAMILY BEER (I)

DSC_0284Os queremos hablar en esta ocasión sobre la elaboración casera de cerveza. Nos preguntan muchísimo en la tienda sobre kits de elaboración para principiantes y queríamos encontrar algún tipo de producto que se adaptase a aquellas personas que quieren aprender a hacer cerveza en casa (normalmente en casas pequeñas), sin gastarse demasiado dinero y que el método de utilización fuera sencillo.

Nosotros hacemos cerveza en casa como buenos labirratorios, pero utilizamos un equipo de 30L, con su olla eléctrica, fermentadores, enfriador, tubos, etc etc. Entendemos que para alguien que se quiere iniciar en esto el hacerse con tanto equipo es una inversión importante, y además ocupa mucho espacio en casa. Queríamos encontrar algo más fácil, algo más sencillo de usar y que fuera “a todo grano”, es decir, utilizando maltas, lúpulos y levaduras al natural, no “extractos de” ni siropes, pues al final cuando se utilizan siropes te pierdes gran parte del proceso y además no puedes adaptar mucho la receta pues ya viene diseñada.

Ingredientes para hacer cerveza: malta de cereal, lúpulo y levadura

Ingredientes para hacer cerveza: malta de cereal, lúpulo y levadura

Comenzó entonces una pequeña búsqueda para ver qué podíamos ofrecer a nuestros clientes. Dimos con unos kits americanos que ya se venden en algunas tiendas de nuestro país, los de Brooklyn Brewery. Más o menos se adaptaban a la idea que teníamos, equipo sencillo con pasos fáciles de entender y a un precio asequible. Encontrado el kit, fuimos a verlo a una tienda (los venden en algunas tiendas de regalos, normalmente no los encontraréis en tiendas especializadas en cerveza). Nos echó un poco para atrás la calidad de los materiales , algo deficientes, y sin posibilidad de conseguir recambios en caso de rotura o desgaste de alguna pieza.

En esto que nos visitó a la tienda Dani de CerveTV, y al comentarle nuestra idea sobre vender estos kits nos habló de una iniciativa muy parecida de una empresa de Barcelona, se trata de Family Beer. Rápidamente contactamos con ellos y lo primero que quisimos hacer fue ver y tocar el kit, ver si merecía la pena y si era mejor que el americano. Dimos con Silvia, una chica encantadora que nos explicó muy bien en qué consistía el kit que había diseñado y la verdad es que nos dió muy buena impresión. Nos mandó uno para que lo probásemos, y ya vimos que los materiales eran superiores en calidad al de Brooklyn y por otro lado podíamos contar con la garantía de tener a sus fabricantes en Barcelona, poder pedirles consejo, repuestos y demás.FullSizeRender

Hicimos nuestro primer lote de pruebas y nos gustó mucho, os contamos cómo fue el proceso:

DSC_0307

Para el macerado calentamos agua hasta 71ºC

 

  1. El macerado (“Mash”): Básicamente es como hacer un té en grande. Mezclamos el cereal (que ya nos viene malteado y molido) con agua caliente (71ºC), y lo dejamos durante una hora y media reposar. Es muy importante que la temperatura esté estable en un rango de entre 63 y 68ºC,
    DSC_0309

    1.Macerado a unos 65ºC

    pues es a esas temperaturas a las que las enzimas presentes en el cereal irán descomponiendo los carbohidratos en azúcares fermentables. No podemos perder de vista el termómetro, si se nos va de ese rango de temperaturas no estaremos sacando todo el partido al cereal y no habrá suficientes azúcares para que las levaduras nos hagan la cerveza.

    A esta mezcla
    de agua con las sustancias que suelta el cereal le llamaremos Mosto. Ya tiene un color parecido al de la cerveza final y aromas a pan, tostados, y si lo probáis es un líquido dulce.FullSizeRender_3

 

 

2. Lavado del grano (Sparging). Colamos el cereal (podemos usar un colador grande o bien una bolsa para lúpulo o cereal, y lo recirculamos haciéndolo pasar por nuestra bolsa de cereal.

Colamos el cereal y recirculamos

2.Colamos el cereal y recirculamos

La cascarilla del cereal nos hará de filtro y esto sirve para seguir extrayendo azúcares que puede haber presentes todavía en el cereal, así lo aprovechamos al máximo.

 

 

3.Hervido: Ya tenemos nuestro mosto, ahora hay que ponerlo a hervir e ir añadiendo los lúpulos.

Hervido. Adición de lúpulo

3.Hervido. Adición de lúpulo

Éstos aportarán amargor y muchos aromas a nuestra cerveza, y dependiendo del estilo que hagamos añadiremos distintas variedades y a distintos tiempos (para que aporten mayor cantidad de amargor, de aroma o ambos, según lo que queramos obtener).

 

FullSizeRender_4

4.Enfriamiento: Esta fase es delicada porque tenemos que pasar nuestro mosto que estaba hirviendo a una temperatura de unos 23-24ºC. Normalmente cuando hacemos más litros utilizamos algún tipo de aparato que nos ayuda a hacer este proceso(serpentín o enfriador de placas, normalmente), sobre todo porque interesa hacerlo lo más rápido posible, ya que muchas bacterias presentes en el ambiente pueden posarse en nuestro mosto y comenzar a crecer, de modo que cuanto menos tiempo esté expuesto mejor.

Despues del hervido hay que bajar la temperatura a 23ºC

4.Después del hervido bajamos la temperatura a 23ºC en la pila con agua y hielo

Al ser pocos litros y puesto que en casa no tenemos serpentines ni demás, lo podemos enfriar llenando la pila de agua con hielo y metiendo dentro la olla. Como decimos, esto es válido para cantidades pequeñas de cerveza pues a mayor volumen mayor es el tiempo de enfriado.

4.Esterilización y Fermentación: Como hemos comentado ahora hay que tener mucho cuidado con las contaminaciones y debemos esterilizar nuestro instrumental. Esto hay que hacerlo en todos los pasos pero en esta fase cobra mayor importancia. Metemos en un cubo todo lo que vayamos a utilizar para pasar el mosto al fermentador y le añadimos nuestro oxígeno activo (uncluído en el kit).

Desinfección

4 Lo más importante, esterilizar nuestro material, especialmente después del enfriado

Con ayuda del embudo pasamos nuestro mosto y tapamos el fermentador con la goma y la válvula.

Aquí paramos el proceso, y vamos a esperar un par de semanas con nuestra cerveza en un lugar oscuro y con temperatura estable entre 18 y 24ºC.

En la segunda parte de este artículo os contaremos cómo ha sido el embotellado.

FullSizeRender (9)

4. Fermentación. Con ayuda de un embudo (esterilizado) echamos el mosto de la olla al fermentador, se tapa y.. ¡a esperar que la levadura haga su magia!

Como veis no es complicado, sólo hay que seguir los pasos con cuidado y podemos hacerlo en casa fácilmente. Lo suyo es una vez se ha realizado varias veces pasar a controlar otros parámetros muy importantes tales como el ph de nuestro macerado, las densidades iniciales y finales de nuestro mosto y otras cosas, pero poco a poco, lo importante es entender bien el proceso, ser muy extrictos con la esterilización y limpieza, eso nos garantizará casi siempre unos buenos resultados.

¡Salud!

Por: Aurora Pérez-Seoane

Anuncios